Cómo coser una cremallera invisible en un vestido

Cómo coser una cremallera invisible

La cremallera invisible es una prueba temida por muchos aficionados a la costura a la hora de empezar. Saber coserla, sin embargo, es un hito imprescindible en el aprentisaje. ¡Y no es nada complicado! Así que no hay motivo para no lanzarse.

Cuando realizas un vestido bonito, quieres que la cremallera se haga todo lo discreta que se pueda. El zip invisible es sin duda el sistema más funcional y discreto que hay. Lo único que que se verá una vez cerrado es el pequeño tirador en la parte superior. Por esta razón, aunque toda la espiral de la cremallera quedará camuflada por la tela, lo mejor es escojer un color a juego con la prenda.

MATERIALES

  • 1 prensatelas especial para cremalleras invisibles com este. Sin esta herramienta es muy difícil que te salga bien esta técnica!
  • 1 prensatelas para cremalleras normales. Te será muy útil para asegurar la parte final de los galones a los márgenes de costura de las piezas.
  • 1 cremallera invisible.
  • 2 bandas de entretela un poco más largas que la cremallera. El ancho tiene que ser el doble del margen de costura. Si tienes margenes de costura de 1 cm, cada banda será pues de 2cm de ancho.
  • Un bolígrafo termosensible.

CÓMO SE HACE

1. Preparación

  • Entretela: Cortar las dos bandas de entretela, pegarlas en los bordes de las dos piezas de tela por la parte del revés, planchándolas según las indicaciones del fabricante. Es importante dejarlas enfriar durante bastante tiempo antes de manipular las piezas.
  • Sobrehilado: una vez enfriadas las dos piezas, rematar los bordes con un punto zigzag o de sobrehilado. En las fotos, tratándose de una pieza de estudio, me he saltado este paso. Pero ¡hay que hacerlo cuando se trata de una prenda de verdad!
  • Trazar unas líneas de referencia en el derecho de la tela que corresponden a los márgenes de costura. Aquí he trazado la primera a 1 cm del borde del cuello, la otra a 1 cm del borde vertical. Por supuesto, he utilizado para ello un bolígrafo termosensible para que estas líneas se borren con el calor al planchar.
  • Posicionar la cremallera invisible, completamente abierta (el cursor debe estar abajo del todo), derecho con derecho. Los dientes de la cremallera se colocan encima de la línea vertical. El tope, en la intersección entre la línea vertical y la línea del borde del cuello. Puedes posicionarla un poquito más abajo si quieres, pero en este caso necesitarás un corchete al final para asegurarte de que la cremallera quede bien cerrada del todo. Prender la cremallera con clips o alfileres.

2. Costura de la cremallera invisible

1. Instalar el prensatelas especial para cremalleras invisibles y escoger un punto recto en la máquina de coser.

2. Todo el «truco» queda en hacer rodar los dientes de la cremallera hacia fuera de manera que la aguja pique justo en el canalito que hay debajo de los dientes. Este canalito en el galón queda tapado normalemente por les dientes. Solo aparece si los hacemos rodar hacia fuera.

3. Coser así por debajo de los dientes de arriba hasta abajo y parar al llegar al tirador.

4. Proceder de igual manera para la segunda parte de la cremallera. El tirador se queda abajo y se alinean los dientes de la cremallera sobre la marca de referencia de la tela, siempre encarando los derechos de la cremallera y de la tela. Prender con alfileres o clips, separar los dientes con los dedos y coser justo debajo de los dientes. Una vez llegados al tirador, paramos, asegurando la costura como siempre, con unas puntadas atrás.

 

3. Juntar las partes inferiores de la tela

  1. Subir el cursor hacia arriba de todo.
  2. Encarar los derechos de las telas, de manera que los margenes de costura se junten.
  3. Con un prensatelas clásico, terminar la costura debajo del final de la cremallera. Empezar unos 3 mm después de la línea de costura de la cremallera.

4. Fijar los últimos centímetros del galón

Para evitar que la parte final se mueva al subir o bajar la cremallera, coser los últimos centímetros de los dos galones en los márgenes de costura. El resultado quedará mucho mejor si se utiliza para ello el prensatelas para cremalleras normales.

5. Aplicar una cinturilla o una vista

A la hora de acabar el borde superior, coser la vista o la cinturilla encarando los derechos de las piezas. Bajar el tirador de la cremallera invisible y abrir el galón hacia fuera. Prender con clips o alfileres la vista o la cinturilla por encima de la cremallera abierta. Al pasar la aguja de la máquina de coser por los dientes, mejor hacerlo muy despacio, girando el volante de la aguja con la mano. Haciéndolo así, manualmente, ¡evitaremos romper la aguja!

Espero que estas explicaciones te seaN muy útiles…

¡Feliz costura!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.