Patrones japoneses: mis 3 modelos de Yukari Nakano para la primavera

MeMadeMay2019
MeMadeMay2019

Lo había anunciado aquí y he cumplido con la palabra. La idea era coser tres modelos de costura japonesa, sacados del libro de Yukari Nakano, Vêtements simples & faciles au féminin. Entre todos los modelos propuestos en este libro de patrones japoneses, seleccioné tres proyectos para realizar un conjunto: un pantalón ancho, una blusa de manga corta y un snood, que me resultó útil durante los atardeceres todavía fresquitos de la primavera pirinenca. Aquí están!

1. El pantalón ancho

Pantalón ancho de Yukari Nakano hecho en lino azul oscuro

El modelo se encuentra fotografiado en las páginas 22 y 23 del libro, así como en la contraportada. Por su anchura, una vez llevado, el pantalón parece casi una falda, sin perder al lado práctico del pantalón, acentuado por su cintura elástica y sus bolsillos cosidos en las costuras de los lados.

Los materiales necesarios para el pantalón ancho

  • 230 cm de dungaree o lino x 150 cm (250 cm si la tela es de 110 cm de ancho)
  • 70 cm de cinta elástica de 3cm de ancho para una talla M
  • 2 piezas de 16,5 x 1,5 cm de entretela adhesiva para los bolsillos

La realización

El proceso consta de 5 pasos:

  1. Cortar la tela y preparar las piezas: pegar la entretela en la parte de las perneras donde se coserán los bolsillos; sobrehilar los lados y los bajos de las perneras; marcar un dobladillo de 5cm en los bajos con la plancha.
  2. Coser los bolsillos laterales y los lados.
  3. Coser el tiro.
  4. Doblar la cintura y pasar la goma.
  5. Coser los dobladillos de los bajos.

Qué me ha parecido…

La realización del primero de estos tres modelos de costura japonesa no presenta ninguna dificuldad. Me ha parecido buena idea el dejar a la vista la apertura de la cintura por la cual se pasa el elástico, en la parte interior de la espalda. Esta precaución puede resultar muy útil en caso de querer cambiar la goma sin tener que descoser nada.

He realizado el pantalón con una tela de lino que compré en la tienda online de telas.es. Lo cierto es que es muy cómodo. Vista la anchura de las perneras y su longitud, ya que llega el pantalón por los tobillos, temía que hubiera un riesgo de pisarlo al subir escaleras. ¡Nada de eso! El modelo cae de maravilla, es fácil de llevar, rápido de ponerse y ultra cómodo.

Eso sí, a la hora de elegir el tejido, mejor decantarse por un lino o un algodón pesado para mejorar la caída de la prenda.

2. La blusa con manga corta

La blusa de manga corta, hecha con un bonito algodón japonés

Si te gusta este modelo, lo encontrarás fotografiado en la página 27 de libro en versión con mangas 3/4 o en la página 32, en versión con mangas cortas, la que yo elegí. Su cintura elástica le resta el lado un poco formal que le daría su cuello redondo. Llevada con el pantalón ancho, da un aire muy casual al conjunto, el tipo de cosas que puedes llevarte sin problemas para un fin de semana en el que no tengas previsto hacer mucho deporte 🙂

Los materiales necesarios para la blusa

  • 180 cm de algodón finito x 110 cm
  • 100 cm de cinta elástica de 3cm de ancho para una talla M
  • 55 x 35 cm de entretela adhesiva

La realización

El proceso consta esta vez de 8 pasos y ¡es un pelín más complicado! Así es cómo hay que hacer.

  1. Cortar la tela y preparar las piezas: pegar la entretela en las vistas y la parte inferior del cuello; sobrehilar los bajos del cuerpo; marcar un dobladillo de 4,5cm en los bajos del cuerpo y de 1cm + 1 cm (doblándolas 2 veces) en las partes finales de las mangas.
  2. Coser los hombros juntos.
  3. Realizar el cuello (la parte que da más trabajo, pero nada fuera de lo normal tampoco)
  4. Coser el cuello.
  5. Montar las mangas (abiertas).
  6. Asemblar de golpe mangas y lados.
  7. Acabar el dobladillo de las mangas.
  8. Coser la cintura y pasar la goma.

Primeras impresiones

Aparte del cuello que requiere un poco de trabajo (¡y una entretela más bien finita!), lo demás no me ha presentado ninguna dificuldad. En este modelo, como en todos los modelos de costura japonesa del libro de Yukari Nakano, la goma elástica te ahorra muchas complicaciones, como las pinzas en este caso. Además, la apertura del cuello es bastante ancha para pasar la cabeza sin necesidad de coser botones o cremalleras.

El cuello redondito es una monada y queda super feminino. Seguro que quedará genial debajo de un jersey de cuello ancho cuando se acerque el otoño. Altamente recomendable!

He realizado la blusa con una tela ¡que me encanta! Se trata de un algodón rojo, con puntitos azules y grises, fabricado en Japón por Kokka y que se puede comprar en Europa a través de la tienda online de Nunoya (o en la tienda física de Barcelona si vives allí).

3. El snood (bufanda cerrada)

El snood de Yukari Nakano cosido en un jersey de viscosa gris

El último de estos tres modelos de costura japonesa es un snood, uno de mis complementos favoritos en seguida que refresca el aire. Te protege la garganta al igual que una bufanda, pero sin el inconveniente de tener los extremos que cuelgan sobre el pecho. La versión cerrada no es tan creativa a la hora de realizar nudos bonitos… ¡pero es mucho más práctica!

Los materiales necesarios para el snood

  • 90 cm de punto fino x 174 cm (el jersey de viscosa es perfecto)

La realización

El proceso consta de 4 pasos:

  1. Cortar la tela: aquí os confieso francamente que me conformé con un retal de 90 x 150 cm. O sea que pasé de coserle 25 cm más a lo ancho…
  2. Doblar en dos a lo ancho de la tela, o sea coser juntos los lados largos del rectángulo.
  3. Entrar un lado dentro del otro, un poco como harías con un calcetín, encarando los derechos. Coser toda la vuelta (que corresponde a los lados cortos), dejando un palmo sin coser.
  4. Darle la vuelta y acabar la costura a mano.

Qué me ha parecido…

La descripción que os doy aquí no es la del libro, ya que francamente, las instrucciones (mínimas) y los dibujos (escuetos) que aperecen allí no son nada fáciles de interpretar.

Os confesaba que pasé de coser los 25 cm que me faltaban del ancho. El resultado es que el snood es muy flojo cuando le doy 2 vueltas (como se ve en la foto de la portada) y muy apretado si le das 3. Se puede llevar con 3 vueltas, pero es un poco exagerado. Eso sí, no te entrará frío en la garganta. ¡Siempre es un consuelo!

Conclusión

Ha sido una muy buena experiencia. Prueba de ello, es que me pongo estas prendas muy a menudo. Me encantan como quedan y el hecho de llevar goma las hace muy cómodas. El libro de Yukari Nakano es muy difícil de encontrar. Me parece que se puede comprar de segunda mano en inglés o en francés (es la versión que tengo yo), pero no existe en castellano. Una lástima, dada el número de patrones presentados y su calidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.