Qué es la popelina de algodón y para qué se utiliza

Popelina de algodón

Hola costuric@s! « Popelín » o « popelina de algodón »: muchas veces, al leer las instrucciones del patrón de una camisa, un top, un vestido, incluso un pantalón, vemos que recomiendan este tipo de tela. Pero ¿qué es exactamente la popelina? ¿En qué se diferencia del algodón « normal »? ¿Por qué es importante utilizarla en según qué modelos? Os confieso que si tenía más o menos claro lo que era el algodón, lo cierto es que la »popelina » era para mi todo un misterio. Así que me puse manos a la obra e investigué un poquito el tema. ¡He aquí lo que he averiguado!

 


Projecto relacionado con la popelina de algodón:

El pijama Julio de Princess Tam-tam: ¡un patrón gratis!


Primero, ¿de dónde viene la popelina?

Según Wikipedia, el término « popelín » proviene del francés « popeline » o mejor dicho « papeline« , tal y como se llamaba a esta tela en el siglo XV, cuando los tejedores de la entonces cuidad papal de Aviñón la inventaron para el vestuario del alto clero del palacio. Buscaban un tejido que lo tuviera todo, que fuera ligero, cómodo, suave y calentito. Para conseguirlo, mezclaron dos fibras en el proceso de fábrica, utilizando un hilo de lana para la trama y uno de seda para el urdimbre.

Luego las fibras fueron variando: el nylon empezó a usarse en vez de la seda y el algodón sustituyó a la lana en la trama. Pero lo que no varía es que en la trama se usan fibras más gruesas que en el urdimbre. O sea que, incluso siendo de algodón 100%, seguirá habiendo esta diferencia en el grosor de los hilos que componen el tejido.

¿Para qué prendas es recomendable utilizarla?

Cintura delantera de mi pijama "Julio"

Debido a su tacto sedoso y a su bonita caída, la popelina es muy polivalente y se utiliza tanto para la decoración de interiores que para la confección. Así no es raro encontrarla en cortinas, sobre todo en cortinas de cocina, sábanas, labores de patchwork, pero también para coser vestidos ligeros, blusas, tops, y por supuesto, camisas. Siendo muy confortable y transpirable, la tela es ideal para todas aquellas prendas que tengan contacto directo con la piel. Utilicé ésta para hacerme un pijama, y lo cierto es que ¡es una auténtica delicia!

Fácil de coser y fácil de cuidar

¿Todavía no te convence? Pues ahora viene lo mejor: la popelina tiene tacto sedoso, pero se cose igual de fácil que un algodón convencional. ¡No hay peligro que « huya » bajo la aguja! Además, puedes lavarla en la lavadora y luego plancharla como si fuera algodón, a la misma temperatura. Otra ventaja que he podido constatar al trabajarla: no se deshilacha tan fácilmente que el algodón. Así que, no lo dudes: si quieres algo confortable, bonito, que se cosa fácilmente para un primer proyecto, ¡aquí tienes una tela ideal!

 


Projecto relacionado con la popelina de algodón:

El pijama Julio de Princess Tam-tam: ¡un patrón gratis!

 

Gracias a MikesPhotos de Pixabay por la imagen de portada.

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.